Yusa – música

El pasado viernes 24 de enero en Café Vinilo la multiinstrumentista Yusa nos convidó con un concierto pleno de calidez, con la sala repleta y la dulce efusividad que la caracteriza.

Más, todo lo que pueda decir a partir de este momento, son mis sensaciones sobre lo acontecido esta noche, los detalles sobre tecnicismos de en dónde está ubicada musicalmente Yusa, pueden ser absolutamente desacertados y más cuando nos topamos con una artista inclasificable, de esas que hacen de su música un gesto libre y con aires salvajes y liberadores para quienes tienen el placer de compartir una noche, o varias, su sencilla y a la vez contundente obra.

Uno puede sentir como una especie de transferencia, como se siente con un psicólogo, con los músicos que nos gustan. Si el arte te interpela, te modifica. Pude observar que quienes asistieron a verla se mantenían, en una especia de conjuro terrenal con Yusa y su música. Pareciera que la artista, no está completamente a gusto con que en sus shows, los invitados al convite de su música caribeña, se mantengan sentados en una mesa. Ella incentiva al juego y al baile, incluso las camareras adornaron el fin de su jornada laboral danzando en esa bella sala llena y acogedora.

Algo que la artista compartió durante la velada fue que en su casa de niña no les gustaba que tocara el piano muy fuerte o cantara en voz muy alta, que comenzaba tocando los ensayos clásicos pero que otros ritmos se adueñaban de ella luego. Comentó que debería deberse a ello su cantar vociferando bajito o susurrando. Es de notar que algo de esa rebeldía de niña sigue intacto, cuando susurra con su voz suave, o de golpe nos sorprende con la potencia de sus acordes de bajo o guitarra, o con su piano. Y el cierre de sus temas es abrupto, no se va desgastando, muere para poder dar rápida vida al siguiente.

Yusa, no sólo es una música multiinstrumentalista, sino que demuestra rasgos de su multiculturalidad, en una música jovial  y contemporánea que evoca las canciones de la trova tradicional, con retoques de funk, jazz, y soul, con una herencia muy marcada de sus orígenes africanos, y a su vez ritmos y presencias del resto del mundo. Incluso hasta pareciera ser políglota!

El concierto duró aproximadamente una hora y media y entre sus temas pudimos tener el placer de escuchar: A las doce, La fábula, Tomando el centro, No tengo otro lugar, Chacarera afrocubana, Cha cha cha, y varios temas de su quinto álbum “Libro de cabecera en tardes de café” con un momento muy peluciar cuando interpretó Buscando un símbolo de paz de nuestro querido Charly García. También fue formidable la presencia de su invitada Queyi que acompañó varios temas con piano y voz.

Escuchamos, vimos, cantamos y bailamos, fue un momento agradable y digno de memorar. Gracias Yusa.

_MG_4953 _MG_4975 _MG_5006 _MG_5046 _MG_5099 _MG_5130 _MG_5148 _MG_5196

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s